mar

Ayudas como ...

La auriculopuntura, las flores de Bach, y la técnica metamórfica nos pueden ayudar a contestar muchos interrogantes como:

Por qué tenemos ansiedad, insomnio, depresión, adicciones, contracturas, dolores de cabeza, alergias ...

¿De dónde vienen nuestros miedos, culpas, o las sensaciones de estar perdidos, nerviosos, intolerantes, obsesivos ?

Estas técnicas te ayudarán a encontrar la respuesta, te darán el respiro que necesitas y te acompañaran en tu camino.

Flores de Bach:

Las flores de Bach se encuentran en el grupo de los medicamentos alternativos reconocidos por la OMS desde 1976. Constan de 38 remedios obtenidos a partir de las flores de determinadas plantas, sus propiedades fueron descubiertas por el Dr. Eduard Bach entre 1926 y 1934.

El doctor Bach nos dice:

"Si seguimos nuestros instintos, nuestros pensamientos y nuestras aspiraciones, solo conoceremos la felicidad y la salud"

"La enfermedad es el resultado del conflicto entre la mente y el alma"

Las flores actúan equilibrando a la persona y la acompañan en su camino que ha de seguir para ir evolucionando.
No importa la edad, tanto nos pueden servir en la infancia, en la adolescencia, en la edad adulta o en la vejez.

El tiempo que las debemos tomar dependerá de nuestra preparación, de como aceptamos los problemas del tiempo que llevemos con el problema y del problema en si mismo.


FloresBach

Técnica metamórfica:

Desde que nacemos, e incluso en el vientre de la madre, sufrimos nudos de estrés que derivan en problemas emocionales, miedos, ansiedad, culpas, etc y pueden terminar siendo el desencadenante de muchas enfermedades físicas y psíquicas.

La técnica metamórfica, nos hace fluir la energía vital, desbloqueando estos nudos y reestructurando nuestro interior.

La técnica metamórfica, se realiza con un ligero masaje en los pies, las manos y la cabeza, proporcionando un estado de relajación y bienestar con lo que nos lleva hacia la curación.

Auriculo

Auriculopuntura:

Es una técnica que se realiza en el pabellón auditivo, a nivel reflejo.

Así podemos tratar distintas patologías y mejorar síntomas utilizando puntos de reacción, para diagnosticar o equilibrar a la persona con fin terapéutico.

Buscamos el equilibrio de la persona, para ello necesitamos equilibrar sus energias, así conseguimos mejorar su estado.